Saltar al contenido

¿Cómo hacer una férula casera? En 10 Simples Pasos

No hay nada más práctico, competente y funcional que una persona que sepa hacer una férula casera. Hoy te enseñaremos, en la mejor guía de todo internet, como realizar, elaborar o fabricar tu propia férula casera

Antes de nada, tienes que saber que existen varios tipos de férulas. Podemos ir desde la férula dental casera, hasta la de yeso pasando por cientos de variables. Pero no te preocupes, aquí aprenderás a hacer todos y cada uno de ellos.

Los 7 Materiales indispensables para hacer nuestra propia férula casera


No empecemos la casa por el tejado, lo primero de todo es reunir los materiales necesarios para empezar a crear nuestra férula. Para ello puedes guiarte con los 7 componentes mágicos que toda buena férula necesita:

  • Venda tubular: Sobretodo si planeas hacer una férula para la rodilla o extremidades de gran tamaño como los brazos.
  • Venda de algodón: Con las típicas es mas que suficiente, si tiene mezcla de viscosa y poliamida será más fácil de colocar
  • Venda de yeso: Esta será la encargada de endurecerse y fijar la articulación dañada para acelerar su recuperación.
  • Tijeras: Con unas normales nos llega y sobra, aunque te recomendamos que sean buenas para evitar accidentes.
  • Venda de crepe: Que sea elástica y sin latex a ser posible, el tamaño dependerá de la férula que hagamos.
  • Cubo con agua templada: Sirve cualquier recipiente pero asegúrate de que el agua este tibia.
  • Esparadrapo: Si es de papel transpirable muchísimo mejor para la piel, además son bastanta baratos

¿No sabes donde comprarlos? Tranquilo, nosotros te ayudamos con eso buscándote los mejores y más económicos materiales:

Procedimiento ¡Los 10 Sencillos Pasos para fabricar tu propia Férula!


🔥¡Ojo!🔥

Antes de empezar te recordamos que es de vital importancia saber que tipo de férula planeas hacer, es muy distinto una dental, de una para dedos, por ejemplo. Aquí te diremos un proceso muy general y básico, pero ten cuidado.

  • Lo primero de todo es preparar el material antes citado, tenemos que tener todos y cada uno de los componentes listos al alcance de nuestra mano y con un acceso rápido y no te olvides de tener cuidado con las tijeras.
  • Después vamos a calcular el grueso de la articulación o miembro para el que vamos a hacer la férula. Para ello tumbaremos al paciente en cualquier posición en la que este cómodo y, a su vez, sea funcional.
  • Ahora vamos a proteger la piel de nuestro paciente. Pondremos la venda tubular en la articulación que vayamos a enyesar. Recuerda que esta venda tiene que ser más larga que la férula porque al final la doblaremos con el yeso.
  • Una vez puesta la vendaremos con algodón intentando colocarlo en las zonas donde haya más hueso o este más afectado. Recuerda no echar mucho pero tampoco echar poco, así evitaras presiones o dolencias.
  • Es el turno de medir la longitud de nuestra férula, esto es importante pues habrá que doblar la venda de yeso repetidamente para crear una estructura consistente (Doblar unas 12 – 15 capas en adultos y de 6 a 8 en niños)
  • Coge la venda de yeso por cada uno de sus extremos e introdúcela en el cubo de agua, espera unos pocos segundos  (3 o 4) y sácala. Una vez fuera estírala y déjala colgando, así podrás retirar el exceso de agua con tus dedos.
  • Este es el paso más divertido, ahora tienes que colocar la venda en la articulación y adaptarla moldeándola a tu gusto. Es importante que uses las palmas de las manos, ni se te ocurra usar los dedos.
  • Esto último evitará marcas o arrugas que podrían llegar a desembocar en roces excesivos con el yeso. Algo muy doloroso, irritante y molesto para el paciente (Además de que tendrías que volver a hacer la férula)
  • Con nuestras tijeras recortaremos todos los restos de yeso que sobran y ajustaremos lentamente la férula lo mejor posible a la articulación, sin pasarnos de fuertes ni de suaves.
  • Y ya acabamos, para finalizar tienes que usar la venda de crepé elástica para fijar bien el miembro. De nuevo evita hacer una presión excesiva. El extremo final lo vendaremos con el esparadrapo.

⚠️ ¡Atención! ⚠️Recuerda usar guantes en todo el proceso de elaboración y fabricación de tu nueva férula casera

Recomendaciones CLAVE  ⚠️ ¿Cómo debe estar el paciente?


Es importante que nuestro paciente tenga muchísimo cuidado con el yeso durante las 48 primeras horas. Esto se debe a que el yeso tarda exactamente ese tiempo en secarse y sino lo cuidamos podría romperse.

Mientras estemos preparando la férula y, sobretodo, mientras se la estemos poniendo… Es muy importante que el paciente nos diga si siente cualquier tipo de presión, molestia o dolor en el miembro afectado.

En el caso de que se rompa la férula o el paciente sienta dolor con ella deberemos acudir inmediatamente a su centro de salud más cercano. Allí podrán colocársela de nuevo o hacer una nueva.

⚠️ ¡Advertencia! ⚠️

Recuerda que esto son primeros auxilios básico, pero no habrá nada más eficiente y competente que una férula echa por un médico o especialista en el sector. Si tienes dudas deberías de ir a tu doctor de cabecera

Las 3 Complicaciones que más aparecen ¡Ten cuidado!


Mientras estemos preparando la férula pueden ocurrir muchos tipos de complicaciones, no obstante aquí te expondremos algunos de los más comunes junto con sus causas y soluciones ¡Vamos a verlos!

  • Síndrome o síntoma de compresión: A veces, y por un mal ajuste de las vendas, el yeso apretará más de lo debido a la articulación afectada. Esto comprimirá al miembro por lo que lo más recomendable es romper la férula y volver a hacerla.
  • Edema de ventana: Esta es de las complicaciones más comunes. Si colocamos la venda de yeso a una altura inadecuada se producirá un menor riego en la corriente sanguínea, lo que dará lugar a edemas o cosas peores. Es muy común en férulas de manos y pies.
  • Ulceras por presión: Fíjate, una vez acabes la férula casera, en que no se produce un roce excesivo entre la articulación dolida y la férula. Tienes el riesgo de que aparezcan escaras por decúbito.

¿De qué sirve saber hacer una férula casera?


Hacer una férula casera es un procedimiento bastante sencillo, tan solo tienes que seguir los pasos que te dejaremos en esta guía. Saber hacer este dispositivo médico es muy práctico, ya que se usa habitualmente en cualquier enfermería.

Si tienes una lesión o un amigo tuyo se ha lastimado saber aplicar este tipo de primeros auxilios te servirá durante toda la vida para curar y ser más competente frente al mundo, puesto que el saber no ocupa lugar.

Aplicaciones y usos de la férula

De todas formas si quieres saber todas las aplicaciones, usos y funciones de las férulas te recomendamos que te pases por este artículo que explica toda la historia, origen y significado de las mismas.

⚠️ ¡Atención! ⚠️

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. No somos nadie para pedirte algo y mucho menos para obligarte a hacerlo, pero con tan solo un clic puedes hacernos muy felices, tanto a nosotros como a alguien con tu misma duda, compartas este post o no muchísimas gracias por haberlo leído =)

3.3/5 (3 Reviews)